Quiénes somos

.

Maire“, como llaman a la madre en algunos lugares de Extremadura, lo formamos un grupo de madres de Badajoz, que surge para compartir experiencias, aprender, superar dificultades y, también, escuchar y ayudar a otras madres en su camino hacia una lactancia exitosa.

FINES de la Asociación MAIRE Lactancia Materna

¿Quieres contactar con nosotras?

  • Sigue nuestra página en facebook y twitter
  • Escríbenos un correo: mairelactancia@gmail.com
  • Llámanos al teléfono: 633 753 474
  • Ven a nuestras reuniones del Grupo de Apoyo

Coordinadoras del Grupo de Apoyo:

  • Mi nombre es Carolina y soy la mamá de Manuel. Siempre he sido partidaria de llevar una vida lo más natural posible y desde luego, con la llegada de Manuel, el tema de la lactancia materna era mi opción; desde que me quedé embarazada y hasta que nació mi hijo, pensaba que la lactancia iba a ser lo más fácil de todo, pero resultó que me encontré con algunas dificultades que provocaron un desconcierto en mí misma, a pesar de toda la información que había obtenido hasta ese momento. Me considero muy afortunada porque encontré todo el apoyo necesario en mi familia y amigos cercanos, que con su experiencia, me ayudaron a tomar las cosas con calma y a entender los problemas como algo natural dentro del proceso de la lactancia, gracias a tod@s ;) Manuel ya tiene dieciséis meses y sigue con su “tatu”, no sé hasta dónde llegaremos, pero por ahora seguimos encantados de poder compartir esta experiencia única, que iniciamos con algunas dificultades pero que ahora es lo más normal en nuestras vidas.
  • Soy Elena, la mami de Freya, una bebé entre dos tierras. Trabajo de psicóloga judicial con adolescentes infractores, aún así ;P me animé a formar familia y embarcarme en el proyecto más ambicioso que me he propuesto jamás: el de compartir cada día con una persona que crece a mi lado y que me ayuda a crecer a mí. La lactancia ha significado para ella y para mí un descubrimiento, una vivencia intensa y gratificante, en la que hemos ido superando las dificultades con mucho amor, una buena dosis de información y el apoyo incondicional de los que nos rodean.
  • Soy Inma, la mamá de Sofía, el primer miembro de mi pequeña familia. Cuando a Sofía le quedaban nueve semanas para nacer nos dijeron que tenía un riñoncito malo y que íbamos a tener que cuidarla mucho cuando naciera, para que no tuviera complicaciones ni posibles infecciones. Aquí empezamos a pensar, que la lactancia materna para ella sería clave y así nos lo recordaron los neonatologos del hospital cuando nació. Sofía tenía que coger peso y estar fuerte para realizarle una serie de pruebas y posiblemente someterse a una intervención. A día de hoy no hemos tenido que intervenirla y todo funciona muy bien dentro de su cuerpecito, pero cada especialista que la veía nos decía lo importante que era para ella la leche materna. Además de por convicción materna, mi hija toma la teta también por prescripción médica.
  • Soy Irene, la mamá de Pablo, y juntos llevamos disfrutando de la lactancia desde agosto de 2009. En estos más de 20 meses hemos pasado muchas cosas: cólicos del lactante, problemas con el peso (que luego resultaron no ser tales), mi vuelta al trabajo, alergias alimentarias… y todo se ha ido resolviendo fácilmente con la información y el apoyo necesarios. Yo nunca me había planteado una lactancia tan prolongada, pero está resultando una experiencia estupenda, que además me ayuda a compartir más tiempo con mi hijo, y a comprender mejor sus necesidades.
  • Mi nombre es Lola y soy la mamá de Carolina. Cuando me quedé embarazada tuve tan claro que iba a amamantar a mi hija, que aún me pregunto por qué algo tan natural me resultó tan complicado. Carolina nació mediante cesárea, y las molestias de la operación, unidas a mi poca información, así como el escaso apoyo recibido en el hospital, creo que fueron las principales causas de las dificultadas que encontré. La perseverancia, el apoyo familiar, la experiencia de amigas y conocidas y la atención de profesionales verdaderamente comprometidos con la lactancia, han hecho que dar de mamar a mi hija sea una de las experiencias más gratificantes de mi vida.
  • Soy María, la mamá de Eva y Lara, y profesora de lenguaje musical. Redescubrí la lactancia con el pediatra y escritor Carlos González, porque a veces solo hace falta un poco de información y la convicción de que todas las mujeres tenemos la capacidad de amamantar a nuestros hijos.
  • Marisa
  • Rocío
  • Soy Sandra, la mamá de Mario. Cuando estaba embarazada y me preguntaban si daría el pecho respondía: “si puedo, sí”. ¡No sabía que todas podíamos! Más tarde, en preparación al parto con la matrona y después en el taller de padres con la enfermera de pediatría, se despejaron todas mis dudas. Y aunque al principio me costó un poco por la sensibilidad de los pezones y la subida de la leche, luego todo fue como la seda y una de las experiencias más bonitas. Ahora sé que no daré el pecho mientras pueda, sino hasta que Mario quiera.
  • Sonia
  • Soy Teresa, mamá de José Ángel. Estoy convencida de que el mundo puede ser mejor, que podemos regalar a nuestros hijos un entorno más agradable, más humano… y que los papás debemos dotarles de las herramientas necesarias para poder disfrutarlo en plenitud: salud, voluntad, autoestima, amor, respeto a los demás… y qué mejor ingrediente que la leche materna para abrirles boca y darles la bienvenida a este mundo… Nunca pensé en “dar teta” o “no dar teta”, simplemente hice lo natural, lo que sentía que debía hacer.