Método Estivill: Incompatible con la lactancia materna

Hoy 29 de junio de 2012 se celebra el primer Día Mundial del Sueño Feliz. Esta es una iniciativa surgida de la “blogosfera” maternal y paternal y secundada por miles de padres y madres a través de las redes sociales con el objetivo de reflexionar sobre las consecuencias de aplicar métodos conductistas de aprendizaje al sueño de los bebés, bajo el lema “Desmontando a Estivill”, autor de uno de los métodos más populares en España, basado a su vez en el método del Dr. Ferber.

(Esta imagen ha sido cedida por Louma Sader, diseñadora

y autora del blog Amor Maternal)

De las posibles consecuencias de aplicar el controvertido método para hacer dormir a los niños, hay una que nos preocupa como asociación prolactancia, y es su incompatibilidad con la lactancia materna a demanda, y por tanto, sus consecuencias a la hora de prolongar la lactancia en el tiempo (recordemos que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses y complementada con otros alimentos como mínimo hasta los dos años).

Esta afirmación está fundamentada tanto en los aspectos fisiológicos (mecanismos de producción de la leche materna), como en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Asociación Española de Pediatría (AEPED) basadas en la evidencia científica, y el sentido común.

  1. La OMS recomienda que la lactancia debe hacerse “a demanda”, es decir, con la frecuencia que quiera el niño, tanto de día como de noche.

  2. Entre las recomendaciones de la AEPED encontramos que:

    “El sueño del bebé es un tema de preocupación para los padres y a menudo para toda la familia. Los bebés necesitan un contacto estrecho, fundamentalmente con su madre, durante los primeros años de la vida (en especial durante los primeros meses) y sus ritmos de sueño son diferentes a los del adulto. Está demostrado que a lo largo del primer año, los padres y madres de lactantes amamantados duermen más tiempo en total. Además, las hormonas que aseguran la lactancia procuran un sueño más profundo y reparador a la madre que amamanta (…) La decisión sobre dónde duerme el bebé, deben adoptarla el padre y la madre de mutuo acuerdo, bien asesorados y sin presiones. Es importante que el recién nacido se mantenga en la misma habitación que los padres durante todo el primer año, pudiendo optar porque duerma en una cuna convencional, en una cuna tipo “sidecar” (adosado a la cama de los padres) o en la misma cama de sus padres (colecho).”

  3. PilarMartínez (farmacéutica, asesora de lactancia y autora de “Los 5 Pasos para Tener Éxito en tu Lactancia Materna”) escribe:

    “La leche materna cambia su composición durante el día y casualmente a las 4 de la mañana alcanza su pico en niveles de triptófano y melatonina. El triptófano es una sustancia que ayuda a conciliar el sueño y la melatonina induce tanto el sueño que incluso hay medicamentos elaborados con este principio activo para administrar a los niños que ‘no duermen bien’. Este sistema en el que se van variando las cantidades de estos compuestos en la leche materna, es lo que ayuda al bebé a ir madurando sus ritmos circadianos, y así progresivamente llegar a los que tendrá de adulto.”

    La proximidad del bebé hace que la mamá produzca más leche y favorece que el bebé mame más veces tanto de día como de noche, evitando así hipoglucemias. La prolactina, que se encarga también de la producción de leche, tiene su pico entre las 2 y las 6 de la mañana, por lo que las tomas que se produzcan entre estas horas, ayudan a producir la leche necesaria para el día siguiente.”

  4. La asociación inglesa prolactancia ABM (Association of Breastfeeding Mothers) responde así a la pregunta “¿cómo deben ser las tomas nocturnas?”

    Casi todos los bebés se despiertan durante la noche para mamar. El estómago de un bebé no puede contener grandes cantidades de leche y, como la leche materna es muy fácil de digerir (se digiere en 90 minutos), tu bebé te pedirá que lo amamantes con frecuencia. Las tomas nocturnas ayudan a aumentar tu producción de leche y evitar la congestión de pechos. Las tomas nocturnas suelen continuar durante algún tiempo: no hay una edad fija en la que un bebé amamantado quiera dejar de mamar durante la noche. Cada bebé es único, con sus necesidades individuales.”


Si por un lado tenemos a los grandes organismos de salud y expertos que indican:

  • que la lactancia funciona cuando es a demanda (y esto se aplica tanto de día como de noche);

  • que el bebé necesita de un contacto estrecho con sus padres durante los primeros años de su vida;

  • que la producción de la prolactina (hormona encargada a su vez de de la producción de la leche) se incrementa por la noche y que la succión nocturna es realizada por los bebés para asegurar la producción de leche;

  • que los despertares frecuentes de los bebés alimentados al pecho son completamente normales, y que la naturaleza lo “compensa” haciendo que la leche materna contenga sustancias favorecedoras del sueño para que vuelvan a dormir rápidamente…

Y por otro lado el método de Estivill recomienda que durante la noche, y para que el niño aprenda a dormir solo:

  • el niño duerma en una habitación distinta a la de los padres a partir de los 3 meses;

  • se reemplace en la habitación del niño la figura de los padres por un muñeco u otro objeto querido por el niño;

  • se ignoren las protestas o el llanto del niño y se acuda a su habitación atendiendo a una tabla de tiempos;

  • se evite el contacto físico con el niño (tocarle, besarle, mecerle, etc.) para consolarle…

…que cada cual saque sus propias conclusiones. 

4 pensamientos en “Método Estivill: Incompatible con la lactancia materna

  1. Os felicito sinceramente por el texto. Gracias por animarnos a sacar conclusiones.
    Amo nuestra cama de tres, amo dormir a mi niño a la teta hasta que ambos quedamos tan relajados que, a veces, cuando llega su papá apenas nos enteramos. Amo amar como lo hago. Ya no me justifico por colechar, porque es bello y natural. Tampoco pretendo convencer hablando de los beneficios…, pero no puedo evitar sentir un latigazo en el estómado cuando escucho que dejar llorar al bebé es lo mejor para que aprenda a dormir. Personalmente opino que, este método debe ser considerado otra forma más de maltrato infantil.
    “¿Es que acaso se nos dará la vida dos veces? Pues,¿cómo es que me duermo sin ceñirte entre mis brazos?” Otomo Yakamochi (Sabio poeta japonés)

  2. Pingback: 29 de junio..dia mundial por un SUEÑO FELIZ… | Pariras con Amor

  3. Pingback: Portando otro angelito: Día Mundial del Sueño Feliz

  4. Pingback: A dormir felices | Maire Lactancia Materna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s