Lactancia y vuelta al trabajo

Este fue el tema que tratamos en nuestra anterior reunión del grupo de apoyo. Irene se encargó de introducirlo y ahora nos deja esta entrada con muchas ideas que pueden ayudarnos a que la vuelta al trabajo sea más llevadera.

DURACIÓN DEL PERMISO POR MATERNIDAD

En España, el permiso por maternidad es de 16 semanas, ampliable en dos semanas por cada hijo en caso de parto múltiple. Una vez finalizado, el Estatuto de los Trabajadores establece que:

Las trabajadoras, por lactancia de un hijo menor de nueve meses, tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos fracciones. La duración del permiso se incrementará proporcionalmente en los casos de parto múltiple.

La mujer, por su voluntad, podrá sustituir este derecho por una reducción de su jornada en media hora con la misma finalidad o acumularlo en jornadas completas en los términos previstos en la negociación colectiva o en el acuerdo a que llegue con el empresario respetando, en su caso, lo establecido en aquélla.

Este permiso podrá ser disfrutado indistintamente por la madre o el padre en caso de que ambos trabajen.” (Art. 37.4)

Una vez terminado este tiempo, quizás también se le puedan sumar las vacaciones anuales si aún no se han disfrutado…

En todo caso, incluso sumando vacaciones y lactancia, el permiso actual se queda muy corto teniendo en cuenta la recomendación de mantener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, y lo ideal es que este permiso se fuese ampliando, progresivamente, al menos hasta esos 6 meses.

Por otro lado, a la hora de reincorporarse, se pueden valorar otras opciones, como puede ser una reducción de jornada o una excedencia sin sueldo.

En este sentido, el Estatuto de los Trabajadores nos indica que:

Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de ocho años (…) tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad”.(Art. 37.5)

Los trabajadores tendrán derecho a un período de excedencia de duración no superior a tres años para atender al cuidado de cada hijo, (…) a contar desde la fecha de nacimiento (…). Durante el primer año tendrá derecho a la reserva de su puesto de trabajo. Transcurrido dicho plazo, la reserva quedará referida a un puesto de trabajo del mismo grupo profesional o categoría equivalente”. (Art. 46.3)

Por supuesto, cada familia debe valorar su situación, los costes que esto supone, también los costes que se ahorra por otro lado al no tener que pagar guardería, niñera,… etc. Habrá quien no quiera utilizar esta opción o que no se la pueda permitir, pero también habrá quien pueda permitirse uno o dos meses, o un año… como digo, cada familia debe valorar y decidir según sus circunstancias.

En cualquier caso, en algún momento habrá que incorporarse… y al hacerlo, o más importante es tener claro que LA VUELTA AL TRABAJO NO SIGNIFICA EL FIN DE LA LACTANCIA.

Seguiremos viendo a nuestro bebé cuando no estemos trabajando, por lo que, como mínimo, podremos darle el pecho todo lo que queramos durante el tiempo que pasemos juntos.

COMPATIBILIZAR LACTANCIA Y TRABAJO REQUIERE UN PLAN PERSONALIZADO

Qué ofrecerle en ausencia de mamá:

En cuanto a qué comerá durante el tiempo en que su mamá esté trabajando… pues por suerte hay muchas posibilidades, por lo que cada familia debe buscar las opciones que mejor se ajusten a sus circunstancias, diseñando un “traje a medida” para su situación.

Algunas de las circunstancias que habrá que tener en cuenta y algunas posibles soluciones serían:

Edad del bebé

Si ya ha pasado los 6 meses y ya come sólidos, éstos se le pueden ofrecer en ausencia de la madre.

Si aún no ha cumplido los 6 meses, hay distintas opciones:

  • Extraerse leche y ofrecerla al bebé cuando la mamá no esté. Esta opción ayudará a mantener la producción, además de ser la mejor opción para el bebé… Se puede ofrecer por métodos distintos, para evitar posibles confusiones tetina-pezón.

  • Que le acerquen al bebé al trabajo, o acercarse a darle el pecho, si esto es posible (si la mamá trabaja cerca de casa o el bebé está en una guardería cerca del trabajo, se puede usar la hora de lactancia para ello)

  • Dar al bebé leche artificial

  • Adelantar papillas: sólo a partir de los 4 meses, se pueden ofrecer otros alimentos (con las pautas indicadas por su pediatra o enfermera de pediatría).

Quién cuidará del niño

Puede ser un poco distinto si quien se ocupa es el padre, los abuelos u otro familiar, una cuidadora, la guardería… posiblemente las personas cercanas al bebé ya conocerán sus hábitos, y las preferencias de los padres, aunque también pueden surgir discrepancias, y se debe acordar con ellos la forma de alimentación del bebé durante la ausencia de la madre, y la forma de dárselo.

Más allá del aspecto nutricional, esta es una elección importante, porque los bebés necesitan establecer vínculos con sus cuidadores. Siempre que sea posible, será mejor prever una “etapa de transición” unos días antes si es una guardería o una cuidadora desconocida para el bebé. Lo ideal sería permanecer ese tiempo junto a la cuidadora y el bebé para se vaya habituando a esa persona, a que es de confianza porque es amiga de mamá. En el caso de la guardería quizás no sea viable, pero se puede intentar. No se trata de entrar con ellos y marcharse al primer descuido, sino quedarse con él jugando y marcharse con él, al menos unos días antes de dejarle. En ese momento, el cambio más duro para el niño no es pasar unas horas sin tomar el pecho, sino pasar tiempo sin su madre.

Lugar y horarios de trabajo

Algunos aspectos que habrá que tener en cuenta para elaborar nuestro “plan”:

  • ¿El trabajo está cerca o lejos de su casa? Si está cerca, puede acercarse a dar el pecho, o que se lo acerquen.

  • ¿Jornada completa o reducida? Con una jornada reducida, posiblemente su hijo no quiera comer nada durante su ausencia.

  • ¿Jornada intensiva, jornada partida, trabajo a turnos, guardias…? Cada caso concreto necesitará una planificación a medida. Es interesante saber que en el caso de guardias de 24h, se tiene derecho a 3 horas por lactancia (1 por cada jornada de 8h).

Preferencias de cada madre

Algunas mamás preferirán usar un sacaleches, otras aprender a extraerse leche manualmente, a otras quizás les resulte muy incómodo extraerse y prefieran introducir leche de fórmula, algunas preferirán adelantar las papillas, otras no. Unas podrán dar el pecho en mitad de su jornada laboral, otras trabajarán sólo media jornada, otras quizás tengan guardias de 24 horas… Todo esto habrá de tenerse en cuenta a la hora de planificarse.

EXTRACCIÓN Y CONSERVACIÓN DE LA LECHE

Equipo necesario / conveniente:

  • SACALECHES: Hay multitud de modelos, puede ser manual o eléctrico

  • Neverita portátil con bloque de hielo.

  • Recipientes para la leche.

  • Un lugar más o menos tranquilo, privado, limpio, donde extraerse la leche (puede ser un despacho, lavabos, archivo, almacén…).

Es conveniente dar el pecho justo antes de salir de casa (incluso dos veces: una al despertarse, otra justo antes de salir), así como al llegar y todo el tiempo que se esté con el bebé. Durante los fines de semana la madre puede volver a amamantar a su hijo directamente lo cual facilitará el mantenimiento de la producción.

En el trabajo, se puede usar la pausa del café, o la hora de lactancia para sacarse la leche. Si en el trabajo hay una nevera, guardarla enseguida, o si no, en la nevera portátil que hayamos llevado. Aunque vayamos a usar un sacaleches, es recomendable aprender a extraerse a mano, para casos “de emergencia” o si algún día se olvida el sacaleches.

Se usará la leche extraída cada día para dársela al bebé al día siguiente. Si no se va a usar en unas 48 horas, será mejor congelarla.

La leche que se ofrece al bebé, una vez entra en contacto con la saliva, no se debe guardar para la siguiente toma, pues es un caldo de cultivo de gérmenes. Por ello, será mejor guardar la leche en cantidades pequeñas (50, 100 ml) e ir ofreciendo al bebé.

DUDAS FRECUENTES

¿Qué cantidad de leche extraída voy a necesitar? Al principio es una incógnita, por lo que será mejor dejar preparado “de más” por si acaso, en recipientes pequeños. Así, ofreceremos por ejemplo 50ml, si se los toma, se le ofrecen otros 50ml… en poco tiempo sabremos lo que le debemos ofrecer.

¿Cuándo empezar a sacarme leche? Mejor una o dos semanas antes de la incorporación, para ir acostumbrándote al sacaleches (que no cunda el pánico si no sale nada al principio, es normal!!) y poder hacer una “reserva”.

¿Puedo juntar leche extraída en diferentes momentos? Sí, se puede juntar la leche extraída en varias veces durante un mismo día, siempre que se encuentren a la misma temperatura (si tenemos una cantidad ya refrigerada de leche y queremos añadirle leche recién extraída, es mejor esperar a que esta se enfríe antes de mezclarla).

¿Debo congelarla? Dependerá del tiempo que vaya a pasar hasta su consumo. La leche se conserva bien 48h-72h en el frigorífico, y entre 3 y 6 meses en el congelador.

¿Qué recipientes puedo usar para almacenar la leche? ¿debo esterilizarlos? Se puede congelar en biberones, bolsas especiales, o sencillamente en cualquier recipiente de uso alimentario. No es necesario esterilizar los recipientes, basta con limpiarlos como el resto de utensilios.

¿Y si la leche huele raro al descongelarla? Es relativamente común y no significa que esté estropeada. Aunque puede ocurrir que ocasionalmente algún niño la rechace, por lo general no es así y tampoco resulta perjudicial para el bebé. Se puede evitar escaldándola antes de congelarla (poner al baño maría y retirar cuando empiecen a aparecer burbujitas en los bordes. Enfriar rápidamente –un poco de agua fría sirve- y congelar).

2 pensamientos en “Lactancia y vuelta al trabajo

  1. Nuestra compañera Elena ha encontrado un documento muy interesante elaborado por el Dr. Jose Mª Paricio, Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital de Denia. En él se explica cómo protege la ley a la mujer trabajadora que amamanta (citando la legislación actual), y también da algunos consejos y trucos para la madre que trabaja fuera de casa. Páginas 8 a 11.
    https://mairelactancia.files.wordpress.com/2011/07/se07_proteccion_legal_de_la_lm_jose_m_paricio.pdf

  2. Guía gratuita sobre Consultas Jurídicas de la Maternidad y la Lactancia.
    Se trata de una guía que recopila todos los aspectos legales relacionados con el embarazo, la maternidad y la lactancia escrita por una especialista en esta materia, Nuria Benito, responsable del departamento jurídico de la Asociación Amamanta. La guía está actualizada conforme a la legislación laboral de España y se irá actualizando según se modifique la ley.
    http://www.amamanta.es/asesoria-juridica-maternidad-y-lactancia/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s